Axe y Xbox, la nueva alianza para que los gamers olamos mejor

Por Lucía Díaz el Mié 5 Jun 2019


Axe y Xbox lanzan productos de higiene para gamers... ¿Qué pensarán estos?

Twitter
Google +
Facebook

axe y xbox

Acabamos de conocer una asociación entre Axe y Xbox (bueno, Microsoft, obviamente) para que esta última venda productos de higiene personal con la marca de la consola como abanderada.

Esto significa que Axe sólo pone el producto, no el nombre -aunque ya sabemos que son ellos-; es decir, no es un producto Axe, ellos sólo fabrican.

Sea como sea, damos con una colección, línea o como lo queramos llamar, que incluye geles de baño y ducha y desodorante. Esta lleva la hierba, la fruta y la madera como olores principales, buscando, sin lugar a duda, que el frescor sea el protagonista. El aspecto ya lo podéis ver en la foto, muy Axe y Xbox, con los típicos packagings de la primera y el verde característico de la segunda.

La reacción del gamer a la cooperación de Axe y Xbox

Algunas reacciones que hemos podido ver, de momento, y siempre por parte del jugador, son "Pff... ¡Como si nos ducháramos!". u "Olvídate. Van a vender 3 latas". Otros se cuestionan como sas como si se trata de una indirecta, si el aroma es a ordenador nuevo o si los productos de higiene convencionales no son suficiente. Sin duda, reacciones muy poco solidarias con un sector al que se supone que pertenecen.

De momento, parece que la noticia no se ha tomado demasiado enserio. Sin embargo, simplemente se está realizando uno de los tantos pasos en marketing para crear una campaña, que no es otro más que la segmentación del público para lograr un alcance no mayor sino más específico. Recordemos que no siempre más es mejor y que en un momento de sobresaturación como nos encontramos, hilar fino y dirigirse al público de manera personalizada es necesario, y es, a mí parecer, exactamente lo que se está haciendo con esta colaboración.

Evidentemente, más allá de que se estén dirigiendo a quienes tenemos el videojuego como hobbie, habrá que comprobar que los productos sean o no de nuestro agrado. Por lo menos yo no voy a comprarlos si no me gustan, al igual que puedo hacerme con productos de higiene personal que enfoquen en un sector del que no me considero parte; eso ya es cosa de cada cual.

De momento, la colaboración ha conseguido captar la atención. Y ya sabéis lo que se dice: todo lo que se hable de uno, incluso lo malo, es bueno. Yo, por mi parte, iré a echar un ojo a ver qué ofrecen, físicamente, utilizando mis manos y mis fosas nasales, de manera que pueda quejarme o dar mi visto bueno de una manera objetiva.

Por lo demás, decir que algunos tienen la piel tan fina que, en efecto, les vendría bien cambiar de productos de cuidado corporal.